El aprendizaje en progreso: U-learning

 

ulearning2-460x153

 

La enseñanza está tomando un nuevo e inevitable rumbo impulsado por el impacto de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, dando lugar a un cambio de paradigma que va de la mano de las necesidades sociales y educativas actuales. Vivimos inmersos en una realidad social conectada de manera continua a las redes a través de nuestros dispositivos donde el acceso a cualquier tipo de información es accesible e inmediato. Una conexión que a día de hoy se puede considerar dependiente dentro de nuestra rutina y con intención de quedarse sin dar vuelta atrás.

 

El término U-learning (aprendizaje ubicuo) se basa en la posibilidad de aprender en cualquier momento y lugar con el dispositivo que dispongas, ya sea, una tablet, un smartphone, una TV, u otro dispositivo rutinario que te permita acceder instantáneamente a la información que deseas. La idea no es nada nueva en el contexto actual. Deriva de los conceptos E-learning y M-learning, formación fuera de las aulas y formación desde dispositivos móviles, respectivamente. Ambos han supuesto un salto importante en el avance hacia la ubicuidad.

 

Pero, para entender de manera completa y contextual lo que es el aprendizaje ubicuo y la diferencia que supone frente al E-learning es importante hacer un balance en el que se considere cómo ha evolucionado la Web según ha ido cambiando el software y el hardware consiguiendo que el conocimiento se construya de distinta forma progresivamente. A nivel de software hemos pasado por la Web. 1.0 (páginas estáticas donde el usuario es pasivo y recibe un aprendizaje individualizado, no hay interacción), Web 2.0 (comunidades de usuarios o redes sociales donde se produce un intercambio de información introduciendo un aprendizaje cooperativo y colaborativo) y, ahora mismo, nos encontramos en la Web semántica también llamada 3.0 o Web inteligente (una evolución de la anterior, un aprendizaje puramente colaborativo haciendo uso de “agentes semánticos” para ser más próximo a la búsqueda del usuario). Por otro lado, si tenemos en cuenta los avances en hardware nos encontramos  la Web fija, Web portable y Web permanente u omnipresente.

 

Teniendo en cuenta estas evoluciones, tanto de los procesos de enseñanza-aprendizaje como de la Web, vamos a ver de qué manera han influido en ello las corrientes pedagógicas. El e-learning parte en sus inicios del conductismo, evoluciona hacia el constructivismo y, en los últimos años, hacia el conectivismo. Desde el enfoque constructivista lo importante es relacionar ideas y esquemas de conocimiento que ya se posee con lo que se aprende con una complejidad creciente. Otra de las cosas imprescindibles actualmente es la interacción social con otras personas y el contexto, el aprendizaje colaborativo. Es muy relevante para el enfoque constructivista crear espacios comunes de trabajo, donde se produzca el intercambio de ideas y la interacción. A su vez se resalta la importancia de contextualizar lo que se aprende en un entorno lo más real posible al que posteriormente se aplicará lo aprendido. El conectivismo es una teoría que parte de la base de que la tecnología influye de forma poderosa en todos los ámbitos de la persona, en la forma de vivir, de comunicarse y de aprender, por ejemplo, convirtiendo en competencias esenciales para la persona la capacidad de análisis y síntesis, priorizando la información.  Desde nuestro punto de vista, es un enfoque adaptado de la teoría constructivista dando respuesta al contexto tecnológico actual.  

 

¿Cuáles son las principales características del U-learning?

Accesibilidad: los contenidos formativos son virtuales y accesibles en todo momento y desde cualquier dispositivo.

Permanencia: las actividades quedan recogidas y almacenadas.

Colaborativo: los participantes pueden comunicarse, relacionarse y aprender con compañeros, formadores y expertos de manera síncrona y asíncrona.

Continuado: es un aprendizaje continuo donde la interacción con la tecnología es transparente e invisible para el alumno.

Natural: La interacción diaria con la tecnología ha generado una manera natural de aprender siendo casi transparente e invisible para el alumno.

 

¿Cuál es el objetivo del U-learning? Crear un ambiente de aprendizaje donde el estudiante esté totalmente inmerso en el denominado Ubiquitous learning enviroment, es decir, un clima donde vaya donde vaya, esté donde esté, no solo va a poder tener acceso al conocimiento sino que también lo puede compartir y divulgar.

 

En definitiva, podemos resumir el U-learning como el de conjunto de actividades formativas centradas en un aprendizaje apoyado en la tecnología que permiten acceder a él desde cualquier lugar y en cualquier momento, sin límites de medio tecnológicos.

 

Ahora, el reto es aprovechar todo este potencial para incorporar de manera efectiva estas nuevas piezas tecnológicas en sus metodologías pedagógicas de formación, de manera que contribuyan a vigorizar y potenciar un aprendizaje más eficiente, globalizado, colaborativo, personalizado y continuo.

¿Necesitas ayuda para afrontar el reto? Ponte en contacto con nosotros si quieres saber más:

info@oneclick.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *