Una nueva tendencia en la enseñanza: “Flipped Classroom”

La mayoría de nosotros, tanto en la escuela como en enseñanzas superiores o incluso en cursos fuera del contexto educativo, hemos recibido la típica clase magistral del profesor de turno sentados desde nuestros pupitres, que había veces que era excepcional, pero otras, pasar una hora de ese modo suponía una odisea.

Por supuesto, siempre ha habido alternativas a la clase magistral, no es nuevo que ahora se lleven a cabo metodologías más centradas en la participación y colaboración de los estudiantes. Lo que sí que es verdad, que muchos docentes, sobretodo en niveles de secundaria y enseñanza superior, han adoptado a lo largo de su carrera el “dar el discurso la hora de clase mientras los alumnos solo escuchan” como una única vía para enseñar.

Pero, la sociedad avanza y la educación debe ir de su mano evolucionando a un ritmo unísono y dando sentido a las necesidades reales de los estudiantes en esta era digital.

 

 

Si en la estructura tradicional el tiempo en el aula se invierte en explicar la materia y acercar al alumno las ideas fundamentales de la unidad didáctica, mientras que las tareas se hacen en casa,  por el contrario, una de estas metodologías activas e interactivas con la que algunos docentes están experimentando propone la “clase al revés”.

El término “Flipped Classroom” es una metodología que transfiere las acciones que normalmente se hacen en el aula a casa, y viceversa. Los alumnos realizan las tareas individuales y menos activas en el hogar, y el trabajo más participativo y colaborativo basado en la realización de preguntas, discusiones y actividades sobre el contenido visto en casa se hace en el aula junto con el resto de compañeros con el fin de facilitar y potenciar otros procesos de adquisición y práctica de conocimientos. De esta manera, el tiempo de clase se libera de todo contenido teórico para fomentar la participación de los estudiantes a través de la exploración, articulación y aplicación de ideas.

 

 

¿De dónde viene esta metodología?

Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos profesores de química en Woodland Park High School en Woodland Park Colorado, acuñaron el término “Flipped Classroom”. Se dieron cuenta de que los estudiantes frecuentemente perdían algunas clases por determinadas razones (enfermedad, razones familiares, etc.). En un esfuerzo para ayudar a estos alumnos, impulsaron la grabación y distribución de vídeo, pero además, se dieron cuenta que este mismo modelo permite que el profesor centre más la atención en las necesidades individuales de aprendizaje de cada estudiante.

Tiene un enfoque integral que combina la instrucción directa con métodos constructivistas, el incremento de compromiso e implicación de los estudiantes con el contenido del curso y mejorar su comprensión conceptual. 

 

 

¿Qué beneficios y ventajas supone este modelo como innovación educativa?

  • Permite a los docentes dedicar más tiempo a la atención a la diversidad.
  • Es una oportunidad para que el profesorado pueda compartir información y conocimiento entre sí, con el alumnado, las familias y la comunidad.
  • Proporciona al alumnado la posibilidad de volver a acceder a los mejores contenidos generados o facilitados por sus profesores.
  • Crea un ambiente de aprendizaje colaborativo en el aula.
  • Involucra a las familias desde el inicio del proceso de aprendizaje.

 

 

El término queda bastante claro, pero… ¿Cómo llevarlo a cabo?

El docente ofrece al alumnado el contenido del material, que puede ser una simple charla audiovisual apoyado con infografías, diapositivas, animaciones multimedia, etc., o un podcast, y los alumnos desde casa adquieren los conocimientos a través de estos recursos.

En ONECLICK utilizamos en nuestros proyectos variedad de herramientas TIC públicas integradas dentro de nuestras soluciones digitales: libro digital, cursos interactivos, app, etc. Estas son algunas de ellas:

  • Youtube: teniendo cuenta en gmail, permite grabar vídeos directamente usando la webcam y el micro de nuestro equipo. Además cuenta con una herramienta para la edición de vídeos.
  • Genially: software para crear contenidos educativos interactivos y muy atractivos como infografías, presentaciones, posters, unidades didácticas, catálogos, etc.
  • VideoScribe: programa para Pc/Mac y aplicación iPad que permite crear presentaciones de una mano dibujando a gran velocidad para que la duración del dibujo sea la ideal.
  • Stripgenerator: si no quieres hacer la típica presentación teórica hay un software que ofrece todos los elementos para crear una historieta basada en cómic.
  • Spreaker: aplicación para iOS y Android que permite crear podcast.
  • TechSmith: es una plataforma de pago con la que puedes “flippear” el aula creando los recursos audiovisuales, compartirlos con los alumnos, y hacer un seguimiento para la evaluación.

 

 

Si quieres poner en marcha este tipo de metodología en tu aula y quieres conocer más,

ponte en contacto con nosotros:

info@oneclick.es

2 pensamientos en “Una nueva tendencia en la enseñanza: “Flipped Classroom”

  • 7 Abril, 2016 en 9:36 am
    Enlace permanente

    Me parece muy interesante la evolución que está teniendo el mundo de la enseñanza. Hoy en día creo que es un gran error que las clases estén dirigidas a que el profesor “suelte la charla” (todos hemos tenido esas clases magistrales y, sobre todo, esas clases.. como decirlo… menos magistrales). Deberían estar más enfocadas al trabajo con los alumnos y a un desarrollo mucho más dinámico.

    Respuesta
    • 7 Abril, 2016 en 10:25 am
      Enlace permanente

      Hola Juan!!

      Gracias por tu aportación, y estoy totalmente de acuerdo con tu opinión.
      En las últimas décadas la enseñanza se ha centrado más en que los alumnos aprendan de memoria una serie de contenidos teóricos que en desarrollar capacidades y competencias como la creatividad o la autonomía que hagan que el estudiante sepa aplicar esos contenidos en la vida real.
      En el proceso de enseñanza-aprendizaje el protagonista tiene que ser el alumno y el docente quien ponga la experiencia y actúe como guía. Por eso es tan interesante y necesario que surjan nuevas metodologías o se les de la vuelta a las tradicionales donde el trabajo colaborativo, participativo e interactivo predomine.

      Saludos!!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *